29 nov. 2010

Torbellino


Llorar sin lagrimas y reir sin curvar los labios
tener un huracán en el pecho y no saber como
pararlo, temblar de rabia y oir como los huesos crujen
del peso del silencio.

2 comentarios:

Suspirame tus palabras