5 feb. 2010

Armas de mujer

Labios que envenenan y miradas que se clavan
pieles que queman y manos que arañan
placeres tan altos como los tacones
tan cortos como las faldas
Esquinas que llaman
noches de locura

4 comentarios:

  1. Lo tenemos todo.
    Las mujeres somos un arma increíblemente bien diseñada. Y hace falta muy poco para detonarla.

    Las noches de locura se quedaron enredadas en su pelo y una sensación de sed en la punta de los dedos. Tacones altos y ganas de huir.
    Y los labios se callaron dos verdades.
    Los labios todavía querían guerra.

    ResponderEliminar
  2. ... y el ambiente cargado de humo, se transforma en un barco en la niebla. Me encanta lo que has escrito.

    ResponderEliminar
  3. Uff que intenso....

    Cuando salgas sola debes llevar un rotulo que diga en algún lugar...Peligro!(8)

    bendiciones!

    ResponderEliminar
  4. cuando el todo se vuelve la nada, cuando la nada es un mero intercambio, cuando el intercambio se acaba y vuelve a no quedar nada...
    :)

    ResponderEliminar

Suspirame tus palabras