10 may. 2009

Llegas

¿Quien dijo que hay que conformarse?
Page Graphics
Paloma cogió el peine y se lo pasó 13 veces por el pelo, aquel viernes cogió el autobús numero 6, a las 6 de la tarde y 6 minutos, llegó al final de la línea, bajó y cruzó la obra por debajo de la escalera..Rodeó el cubo de basura y cogió los 7 gatos negros que encontró y los colocó en su bolso amarillo.
Paloma caminó pasito a pasito lentamente hasta su casa, abrió la puerta y colocó los 7 cuencos de agua y comida para sus 7 nuevos gatitos.
Esperanza no parecía tener hambre, mientras Ira y Rabia comían como alimañas..Paz les miraba sentada en un rinconcito sin atreverse a llegar hasta la comida...Odio se apresuró a beber el agua de 7 cuenquitos y Desesperación esperaba frente a la comida a que Paciencia se diera por vencida, era demasiado pequeñita y no encontraba espacio.

6 comentarios:

  1. algun dia , unas seran el complemento de otras..

    ResponderEliminar
  2. Pobres Esperanza, Paz y Paciencia. Debería dejarles a ellos en casa y echar al resto, que solo te arañan y te arañan y te comen por dentro.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Se te quedó la Mamá... Tal vez la necesiten de nuevo...


    Buscala, se llama Amor, es Blanca de manchitar miel...

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Y a pesar de que no encajan, las unas sin las otras no serían capaces de vivir ;)

    ResponderEliminar
  5. Me gusta lo que escribes, y como lo expresas. Me añado a tus seguidores.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Suspirame tus palabras