4 may. 2010

Renacer


Contigo, sola, sin tí o con ella
pero renacer
reinventar este cerebro tan susceptible de enfermar
y comerte la luna a bocaos mientras tu cintura brilla tras la ventana
y recordar tu corazón latiendo desbocado
acompasado con el mío, como tuerces el labio cuando pierdes el control
gemir y que se me erize hasta la razón
Rozar tus caderas con la yema del dedo
tragarme las palabras y respirarte
hacia dentro, muy dentro

1 comentario:

  1. Recordarla hasta el infinito (¡y más allá!) para que cuando se disuelva, al menos no olvidas cómo eran sus caderas.

    Beso :)

    ResponderEliminar

Suspirame tus palabras