6 oct. 2009

Ardiendo en deseos




Deo tiene muchas cajas en el estante más alto
del rincon más oscuro de su cuarto
una por cada heartbreaker de su life
Y a veces, cuando nadie mira
coge su escalera de subir a la noche (para hablar con las estrellas)
un cigarro y un mechero
y sube escalón a escalón
hasta llegar arriba
y abre una por una cada caja
contemplando los recuerdos que están dentro
perdiendo su mente en cada laberinto de sensaciones
que tuvo que vivir..
Y cuando su alma deja de sangrar
las reune todas muy juntitas
saca el mechero
y piensa en prenderle fuego a todo eso
en dejar que arda cada maldito instante
deleitando al mirar sus fotos aullando por un
minuto mas de nostalgia de su mirada
después saca el cigarro y lo enciente..
guardando el mechero y fantaseando con el dia
en el que envuelva sus memorias en llamas


5 comentarios:

  1. el tabaco no ayuda.
    espero equivocarme

    ResponderEliminar
  2. Y que arda tanto que no queden ni los fantasmas vivos.

    Muás!

    ResponderEliminar
  3. wowo
    que rutina,
    yo nunca vi
    una de esas cajas que mencionas

    saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!Soy la antigua: http://jungladehormigon.blogspot.com/, pero por diversos motivos he cambiado de blog, y te tenía como seguidor en el primero; y para no perderte, me gustaría que me siguieras en éste nuevo: http://coherenciaigualacero.blogspot.com/

    ¡De veras muchísimas gracias!Ya que me está costando un trabajo horrible recopilar todo a mi nuevo blog.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  5. Creo que es imposible quemar cada uno de nuestros recuerdos, siempre perduran.

    Un besazo.

    ResponderEliminar

Suspirame tus palabras