10 ago. 2009

Ya no me importa


El cigarro se le consumia lentamente mientras Lucía dejaba vagar su imaginacion perdiendo la mirada en el infinito, era una noche oscura pero calurosa, el ambiente estaba sobrecargado de humo que se enredaba libremente con las ideas que flotaban a su antojo escapando de los ojos de Lu...

De pronto una tímida sonrisa hizo su aparición en su paliducha cara, tan pronto como fué evidente Lucía la reprimió, sabia que no estaba bien...No debía dedicarle sus sonrisas eso no se hace, de pronto un pinchazo en el corazón hizo mella en su rostro..una mueca de disgusto se hizo evidente..Se sentía traidora, sucia, culpable..sabía que no tenía porqué pero no podia evitar sentir que estaba dando la espalda a algo importante...

Recordó sus conversaciones con él..como ironizaba cada momento y como ella replicaba una y otra vez, sus palabras entraban con facilidad en ella..las conversaciones se alargaban horas y horas y de una forma tan suave, tan facil, tan simple..Recordó como cada genialidad le hacia sonreir de oreja a oreja y su risa estridente despertaba a los vecinos
todo resulta tan perfecto
En un instante todas sus dudas se disiparon, se dejó llevar por la situacion y se rió al darse cuenta del lio en el que se había metido, pero no le importó..ni un poquito

5 comentarios:

  1. reír porque al final no queda otro remedio... despues de todo nada puede oponerse a ese tipo de sentimientos

    ResponderEliminar
  2. Sonreír no es malo, y menos cuando es una sonrisa sincera.
    Me encanta lo de:y se rió al darse cuenta del lio en el que se había metido, pero no le importó..ni un poquito.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. Lucia disfruta... no esta mal, pero tendrá que enfrentase a las consecuencias?? bss

    ResponderEliminar
  4. Y no le debe importar. Es bonito pensar en quien quieres, aunque este prohibido. Lo prhoibido es tentador.
    Yo también tengo un personaje llamada Lucía :)
    Un beso.

    ResponderEliminar

Suspirame tus palabras