20 jun. 2009

Fuerza de corazón

(10:30 am)
Se quitó el sujetador dejándolo tirado de cualquier manera sobre el lavabo, se miró en el espejo y pensándolo bien, no se vio tan fea...Se recogió el pelo en una coleta alta, descuidada y poco a poco, como si fuese lo último que hiciera antes de morir se quitó la última prenda de ropa que cubría su cuerpo, aquellas braguitas de leopardo negro, transparentes, que tan loco le volvían a el...giró la rueda del agua y tan pronto como lo hizo comenzaron pequeñas gotas de agua a cubrir y recorrer todo su cuerpo mientras de fondo sonaba su canción.
Lucía enjabonó todo su cuerpo con cuidado, se quito la espuma y se deshizo de la coleta para dejar que el agua empapara su larga cabellera negra, la cubrió de ese champú con olor a frutas de no se donde que tan loca la volvía y se recreó en ello, dejando mas tarde, a regañadientes que el agua eliminara cualquier rastro de jabón de su pelo, y como colofón final dejo que un chorretón de agua fría la recorriera de la cabeza a los pies,
Cubrió su cuerpo con la toalla mientras sacudía su pelo dentro de otra, levantó la cabeza y se vio reflejada en el espejo...notó como los síntomas de su enfermedad hacían mella en ella, los ojos..lagrimean, las rodillas..flaquean, el pecho..estalla en miles de pequeños trocitos y ella, se derrumba
(11:00 am)


(10:30 am)
Daniel llevaba una hora recorriendo las calles de la ciudad buscando una floristería abierta
que vendiese girasoles, era la flor favorita de su Lucía y hoy, es día cuatro...le tocaba combatir con su espada mágica y sus abrazos de fantasía a aquel monstruo que hoy iba a romper cada uno de los huesos de su pequeña, creedme cuando os digo que un buen recuerdo puede ser la enfermedad mas mortífera del universo y Lucía, los días como hoy, contrae esa enfermedad y se vuelve frágil, necesita apoyarse en él para no caer, necesita sus abrazos para no sentirse sola, necesita que el repare con sus palabras su corazón, que sangra sin cesar hasta que el lo besa, lo mima, lo recoge con sus manos de la puerta de un bar, donde lo ha encontrado pisoteado y mojado, lo resguarda del frío protegiéndolo con su cuerpo...esperando que no sangre nunca más..
Daniel odia que Lucía aún no haya sido capaz de perder esa estúpida caja que tanto daño la hace,
porque ella no sufre porque aun le dure el amor, sufre por recordar lo felices que fueron sus días cuatro y sufre por recordar como aquel maldito monstruo tuvo valor para romper sus ilusiones, sufre porque recuerda como sintió que algo salía de su cuerpo, sufre al recordar el hambre que paso esos días en los que no probó bocado, sufre al notar el odio recorriendo cada parte de su cuerpo...sufre porque no puede hacer nada contra el pasado, porque siempre estará ahí y la acecha continuamente..reuniendo, los días 4 el valor suficiente para atacarla de frente clavando un puñal en su corazón, reabriendo las heridas que con tanto trabajo Dani consiguió cerrar...
Quien acababa de encontrar una pequeña tiendecita con esas flores amarillas tan grandes...compró un par, y las llevó hasta la puerta caoba del portal 17 puerta 6, las dejó allí y llamó repetidas veces...
(11:05 am)




(11:02 am)
Lucía se arrastró hasta la cama, se puso el camisón blanco y añoró a Dani..
de pronto sonó el timbre de la puerta, se levantó y corrió hacía la puerta, abriéndola y encontrando un pequeño jarrón azul que contenía dos girasoles que sostenían una nota,

"Cuentan por ahí
que las estacas de madera matan vampiros
que las balas de plata matan los hombres lobo
que la falta de ilusión mata las hadas
que las sonrisas matan los monstruos"

Lucía dobló la nota, recogió los girasoles, los colocó en su mesilla..
pensó en el..
y sonrió.



4 comentarios:

  1. oh dios mio que bonito
    me encanta...
    (LL)

    ResponderEliminar
  2. me encanta... dios!! me ha encantado!!^^ siempre necesitamos a alguien que mate esos monstruos que se apoderan de nosotros y con los que nosotros no podemos luchar solos... amo este texto que lo sepas!!^^

    ResponderEliminar
  3. Oh que genial! me fascino este texto... bueno a todos!

    Besitos

    ResponderEliminar

Suspirame tus palabras